Hasta en Marbella, la llegada del invierno supone un clima más frío, ir mas abrigado y pasar más tiempo en el interior que en el exterior. ¡Este es el motivo del por qué durante los meses de diciembre – marzo es cuando más personas eligen someterse a una cirugía, lo que provoca que en esta etapa los cirujanos estén mucho más desbordados!

Además, es el momento perfecto para recuperarse de una cirugía; las bufandas ocultan la recuperación del estiramiento del cuello, los jerséis ocultan los apósitos de un aumento de senos y encima, es más frecuente la opción de permanecer en el interior.

Si estás pensando en realizarte un aumento de pecho, una rinoplastia u otro procedimiento que requiera de una cirugía y un tiempo de inactividad, debes hacerte estas preguntas para decidir cual es la mejor época del año para ello;

  1. ¿Algún evento especial planeado? Un aumento de pecho puede tardar hasta 3 meses en sanarse, por lo que asegúrate de que compartes esta fecha con tu cirujano para que estés completamente recuperada para entonces.
  2. ¿Dispondré del tiempo necesario para recuperarme? No nos referimos a uno o dos días, si te realizas una cirugía, debes descansar durante una o dos semanas. Es por esto que muchas personas eligen hacerse la cirugía justo antes de las vacaciones de Navidad para poder disponer de un largo periodo de descanso. Aunque también varía mucho según el estilo de vida que tengas: si tienes hijos, quizás es mejor época a mitad del periodo escolar.

Te decimos los pros y los contras de las diferentes épocas del año para someterse a una cirugía…

 

Diciembre – marzo

Esta es la época donde los cirujanos se encuentran mas desbordados de todo el año. ¿Por qué? Los meses de invierno conllevan que vistamos con ropa más voluminosa, que haya menos sol y que pasemos mas tiempo en el interior, lo que facilita la situación de una recuperación más sencilla. Es la época perfecta para una cirugía más invasiva, como un aumento de pecho o un estiramiento facial, ya que, cualquier hematoma o hinchazón se puede ocultar bajo la ropa.

Es también la época ideal si quieres llegar a la playa con más confianza que nunca: se necesitan seis meses para recuperarse de un estiramiento facial y de una abdominoplastia, y tres meses para recuperarse de un estiramiento ocular o un aumento de senos. Someterte a una cirugía en invierno te permite tener el tiempo suficiente para recuperarte y sentirte perfecto para lucir tu nuevo aspecto.

Cirugías principales: estiramiento facial, rinoplastia, aumento de senos, blefaroplastia (lifting de ojos) y abdominoplastia.

 

Abril – junio

La primavera aún puede ser un buen momento para someterse a una cirugía.

Con la llegada del calor, se comienza a pensar más en el verano, es decir, en la playa y en los bikinis. Esto supone que muchas personas quieran verse y sentirse lo mejor posible. Si aumentas de peso durante el invierno, dispones del tiempo suficiente para transformar esos kilos y alcanzar los mejores resultados. Pero hay que tener en cuenta, que, en esta época, el sol comienza a ser más fuerte por lo que es importante evitar la exposición al sol ya que puede intensificar las cicatrices.

Cirugías principales: cirugía de senos (aumento, levantamiento y reducción de pecho), contornos corporales como liposucción y cirugías faciales, incluido el lifting de ojos.

 

Julio – Agosto

¡Esta es la temporada más tranquila por eso es cuando los cirujanos aprovechan para irse de vacaciones! En estos meses es cuando más calor hace, y más en Marbella, lo que complica que se lleve a cabo una correcta recuperación. El calor hace que se prolongue la hinchazón natural que surge tras una cirugía, además de ser muy incómodo el hecho de sentarse con todo el vendaje y las prendas de comprensión requeridas. Se debe de evitar exponer las cicatrices al sol ya que estas se podrían pigmentar y permanecer en la piel en una tonalidad mas oscura. También es la peor época del año para someterse a una cirugía con láser en la piel, ya que la zona afectada no puede exponerse a los rayos de sol durante unos meses.

En el caso de que decidas someterte a una cirugía durante estos meses de verano, debes escuchar atentamente a tu cirujano para poder llevar a cabo la mejor recuperación posible.

Cirugías principales: Botox, rellenos y tratamientos estéticos menores.

 

Septiembre – diciembre

Tras los perezosos días de verano, vuelve el frío y la rutina. Es un buen momento del año para planificar una cirugía y tener un amplio plazo para recuperarte correctamente de ella. Empieza también la época escolar por lo que se puede descansar tranquilamente en casa.

Cirugías principales: cirugía de pecho y cirugías faciales (estiramiento de ojos, rinoplastia, etc.).