Durante la crisis del Covid-19 hemos seguido recibiendo muchas preguntas sobre lo comúnmente conocido como los “rellenos”. Por eso vamos a compartir información sobre estos rellenos dérmicos o tratamientos antiarrugas, que cada vez son más populares.

R E L L E N O S   D É R M I C O S

Los rellenos dérmicos tienen la finalidad de alisar la piel rellenando las arrugas para corregir los signos de envejecimiento. Es muy diferente al botox, ya que éste es una neurotoxina que bloquea la comunicación entre el músculo y el nervio. Las marcas más conocidas de rellenos para labios son, Restylane y Juvéderm; ambos son rellenos de ácido hialurónico. Se componen de sustancias similares a las que se encuentran de forma natural en el cuerpo, y por lo tanto no son alergénicos, y tienen la capacidad de atraer y retener líquidos y estimular el colágeno.

Los resultados son instantáneos, pero pueden tardar hasta un mes en adaptarse correctamente en nuestro cuerpo.

En un blog anterior “Te respondemos a las 7 preguntas más comunes sobre el rellenos de labios” hablábamos sobre la tendencia de aumentarse los labios, la cual ha tenido una gran presencia en las redes sociales como Instagram o influencers de la talla de Kylie Jenner.

Al utilizar ácido hialurónico para tener unos labios más carnosos como Kylie, o simplemente para darle un toque más grueso al labio, el agua natural de la zona se unifica produciendo así el efecto natural deseado. Los resultados son instantáneos y tienen una duración de hasta 18 meses. Si este retoque estético es llevado a cabo por un profesional como el Dr. Pietro di Mauro, una vez que la hinchazón disminuye, debería quedar un resultado muy natural.

Además del relleno en los labios, el ácido hialurónico se puede utilizar para corregir arrugas de expresión, los pliegues nasolabiales o la arruga que produce la contracción de los labios causada por el tabaco o simplemente por su aumento natural. También se puede utilizar para remodelar áreas de la cara que han perdido profundidad ósea como los pómulos o la mandíbula. Las cicatrices de acné y la varicela también pueden mejorarse gracias a este procedimiento.

Hay otros tipos de rellenos, que son sintéticos, y estos tienden a durar mucho más a lo largo del tiempo.

Todos los tratamientos de relleno dérmico quedaron suspendidos durante la crisis del Covid-19 por motivos obvios. Sin embargo, las clínicas ya están empezando a abrir sus puertas y ya es posible coger cita para hacerse el relleno en los labios.

I N Y E C C I O N E S   A N T I A R R U G A S

La ralentización de los signos de envejecimiento mediante inyecciones es tan común que para muchas personas forma parte de su rutina de belleza y maquillaje. Gracias a las inyecciones como la Toxina Botulínica Tipo A (botox), es posible borrar esas pequeñas huellas de la edad como las patas de gallo o las líneas alrededor de los ojos y la frente, logrando así un rostro más juvenil e iluminado.

Todos habréis oído hablar del botox y hay muchas personas que proveen este material, sin embargo, aunque sea un proceso mínimamente invasivo, siempre debe ser suministrado por un profesional con amplia experiencia en estética facial.

El botox se inyecta en pequeñas dosis en ciertas zonas para congelar el músculo, consiguiendo así un resultado totalmente fresco, juvenil y natural. El proceso requiere de unos 15 minutos, y se podrán comenzar a ver los resultados entre los 3 días siguientes y las dos primeras semanas, con una duración total de 3 meses.

Para más información sobre los rellenos estéticos contacte con el Dr. Pietro di Mauro, llamando al 648 43 45 93 o enviando un correo electrónico a info@pietrodimauro.es